22 de julio de 2014

detox




Antes que nada quiero incidir en que hay muchas formas y muchos objetivos para hacer este tipo de planes. La mayoría de la gente piensa que es para perder peso, que algo se pierde sí, pero no es el objetivo, ni beneficio principal que pretende el que le demos un día de descanso al organismo.

Ese descanso, ese poner a cero el cuentakilómetros, es lo que cuenta. Es un punto y aparte. Limpiar el cuerpo, y si puedes, la mente, con un día ingiriendo frutas y verduras frescas licuadas o batidas.

No hay más. Pero los resultados son inmediatos y claros: al ir terminando el plan, te sientes ligera (y nuevamente, no me refiero al peso), limpia, energizada, vitaminada y brillante... sí, brillante, porque la piel te agradece tanta energía pura, y la piel se suaviza visiblemente.

Yo no paso hambre con este plan de un día a base de frutas y verduras batidas divididas en 6 tomas de 1/2 litro cada una, más toda el agua que quieras, más todo el té (si es verde, mejor) que quieras. Ahora, que es verano, y que tenemos tantísima variedad de frutas y verduras, es hasta apetecible estar un día a base de esto.

Otro de los beneficios que te deja hacer este plan es que al día siguiente no se te apetece llenar el organismo con alimentos "duros" o "ingratos" para el cuerpo, naturalmente pasas unos días en que el cuerpo te pide comer sano.

Que no te ves preparado para afrontar de pronto un día así? Que quieres ir poco a poco? Pues nada, hazlo a la mitad.... yo hoy he desayunado mis panecillos con queso fresco, a media mañana me he comido un pieza de fruta, y este medio día voy a comer un cuscús de coliflor riquísimo. Y a la merienda y a la cena me tomaré un smoothie.

Es difícil explicar la vitalidad y buen humor que se te queda con un día de cuidado intensivo, yo ya lo he hecho varias veces y me funciona, así que sólo puedo deciros que por un día que aparquéis el espeto de sardinas, el helado, los chopitos fritos, y el mojito, no pasa nada y el cuerpo os lo agradecerá.


_______________________________________________


Muchas veces me han preguntado que como los hago, bueno, pues aquí os copio los ingredientes de los míos y que están basados en marcas comerciales y distintas páginas web sobre este tema.... Pero obviamente puedes hacer cambios según os gusten más unos ingredientes que otros... Lo que sí recomiendo es que no excluyáis el que lleva espinacas, pues es un ingrediente "limpiador" muy potente, y os juro que no se nota casi nada en el sabor total de lo que hagas.

Además de las frutas y verduras que enumero, cada preparación lleva hielo (4 cubitos), por lo que una batidora americana se hace necesaria, capaz de batir el hielo y darle la textura adecuada al smoothie... Si los ingredientes son muy "secos" y necesitas algún líquido para que la batidora coja fuerza, puedes añadir desde agua a alguna bebida vegetal, tipo leche de avena, de arroz, o de coco... Y especias, claro... cuando peguen... canela, jengibre, hierbabuena, cilantro, albahaca (si son frescas, mejor).

1. Una naranja y tres zanahorias medianas. Un chorrito de limón.
2. Una lata pequeña de piña en su jugo, un trozo del tamaño de un dado, de jengibre, un ramito de yerbabuena.
3. Un trozo de sandía, un tomate maduro, media manzana, un puñado de espinacas frescas, un chorreón de aceite de oliva, un chorrito de limón y sal.
4. Un plátano, un puñado de frutos rojos (si están congelados, mejor), un trozo de remolacha.
5. Un cuarto de melón tipo cantalupo o similar, media manzana, media naranja, agua de coco.
6. Medio plátano, un puñado de almendras crudas, una vaina de vainilla, bebida de arroz y coco.


_______________________________________________



A seguir disfrutando del verano